Dragón de Wawel

Según narran los habitantes de Cracovia, existe una leyenda que cuenta que un maligno Dragón vivía en una cueva situada en la Colina de Wawel, este ser, conocido como el Dragón de Wawel se dedicaba a devorar a los ciudadanos y nadie sabía cómo acabar con él. Fueron muchos los que intentaron darle muerte sin tener éxito, hasta que un día un pobre zapatero tuvo una idea y decidió llenar con azufre la piel de un cordero.

Dragón de Wawel - Qué ver en Cracovia
Dragón de Wawel

El Dragón al ver el cordero decidió devorarlo y al hacerlo le dio mucha sed, por lo que se dirigió al Vístula y bebió toda su agua,  luego de hacerlo explotó. Fue entonces cuando los ciudadanos se libraron de esta gran pesadilla.

En la actualidad la cueva del Dragón de Wawel es uno de los puntos turísticos más visitados de Cracovia, podéis visitarlo durante los meses de verano, accediendo a través de un antiguo pozo y descendiendo 21 metros, es posible recorrer una parte de la antigua morada del Dragón hasta llegar a orillas del Vístula.

A la salida de la cueva encontraréis una gran estatua del Dragón, realizada en el año de 1.971, que cada 5 minutos echa fuego por la boca, esto lo hace una de las principales atracciones de la ciudad, por esta razón no podéis dejar de visitar esta maravillosa cueva. Esta a los pies del Castillo de Wawel.

Horarios de Visitas en el Dragón de Wawel

Desde mayo hasta octubre, desde las 10:00 hasta las 17:00 ó 19:00 horas.

El resto del año está cerrado.

Ubicación